Testimonios

“Quería que supieras que he tenido unos días súper estresantes ayer y hoy y me encontraba misteriosamente tranquila. Una sensación muy rara en mí porque en cuanto me estreso se me acelera el corazón; se me pone un peso en el pecho; me pongo de mal humor… Pero, ¡esta vez no! Me encontraba nerviosa, pero no ansiosa.” M. Estrade. (En la semana siguiente a su primera sesión).

“Llevo aproximadamente tres semanas realizando el ejercicio dos veces al día, me siento mejor, como poniendo distancia entre la vida personal y el trabajo.” C. Escribano.

“Me conozco, pensé.
Y sin mucho pensar, como salen las mejores cosas, me sumergí en Un Mar de Terapias y me dejé llevar por la corriente (…)
Llegué triste, llorando sin saber porqué, sin ganas de nada, no dormía ni comía bien, no disfrutaba, no me apetecía estar con nadie, ni siquiera hablar de mí.
No sé si quería curarme porque no sé si estaba enferma, pero quería Paz.
(…) No puedo, ni quiero contar qué ocurre en cada una de mis sesiones, pero puedo describir alguno de los sentimientos y los resultados.” L. Molina.

Anuncios